leismo loismo laismo

Ejemplos de Laísmo, leísmo y loísmo

Ejemplos de Laísmo, leísmo y loísmo
Puntúa este post

Si deseas mejorar tu estilo y tus técnicas de escritura, uno de los aspectos que debes tener en cuenta evitar es el Laísmo, el Leísmo y el loísmo. Pues son incorrecciones del lenguaje que pueden resultarte poco compresibles y que, incluso, se usan habitualmente en ciertos países.

Este artículo te dará una pequeña muestra que te ayudará a no cometer esta clase de errores en tu trabajo de escritor.

¿Cómo evitar el laísmo, leísmo y el loísmo?

El leísmo es el uso de le/les como complemento directo (en vez de lo/los y la/las), el Laísmo es el uso de la/las como complemento indirecto (en vez de le/les) y el Loísmo ocurre, cuando usas lo/los como complemento indirecto (en lugar de le/les).

Estos vocablos latinos se refieren a los complementos directo e indirecto de la oración en castellano. Si quieres evitar el leísmo, laísmo y el loísmo sólo tienes que conocer como emplear correctamente los pronombres en tercera persona. Por ejemplo:

—Compré un regalo a mi madre (complemento directo: un regalo), (complemento indirecto: a mi madre).

Como ves, en el complemento directo el verbo tiene una acción directa, o sea si quieres sustituir el complemento indirecto (a mi madre) por un pronombre, tendrías que escribir:

—Le compré un regalo (“La compré un regalo” es un caso de laísmo).

Más ejemplos

De laísmo

Da el regalo a tu madre (“a tu madre” es el complemento indirecto) Dala el regalo (en vez de Dale el regalo),

Di un helado al niño (Le di un helado, La di un helado)

De leísmo

Vi una manzana (“una manzana” es el complemento directo)

Le vi (en vez de La vi) o Vi a Marcelo (Lo vi, aunque admitido “Le vi“)

De loísmo

Di un regalo a mi madre (“a mi madre” es el complemento indirecto). Lo di un regalo (en vez de Le di un regalo)

Traje un regalo a mi hermano (Lo traje un regalo en vez de Le traje)

Además de lo que ya conoces, existen verbos donde se usa diferente como en los verbos de afección (asustar, asombrar, convencer, divertir, molestar, etc.), los de influencia (autorizar, ordenar, invitar, etc.) En estos casos, el uso de los pronombres varía en sintaxis y gramática.

Para evitar estos errores debes emplear correctamente los pronombres en tercera persona, los complementos directos e indirectos. Complemento directos: masculino (lo/los), femenino (la/las), complemento neutro (lo) y Complemento indirecto: le/les.

Excepciones

Un caso de leísmo permitido suele utilizarse en el sexo masculino en singular.

Por ejemplo: Marcelo saludó a Carlos (“a Carlos” es el complemento directo).

Lo saludó / Le saludó: esta forma es un leísmo permitido.

Otra excepción es el llamado “leísmo de cortesía“. Por ejemplo, Lo saludé (a usted) /Le saludé (a usted). Este leísmo está permitido por las Academia de la Lengua Española. Para ver si el verbo admite complemento directo o indirecto, si es transitivo admite complemento directo, de ser intransitivo entonces admite complemento indirecto.

Tu trabajo de escritor mejorará en la medida en que estudies las reglas y técnicas de escritura, y si ya estás en el camino, publicar un libro sin errores se convertirá en una meta posible.

María Seijo Seoane

Me encargo de llevar las secciones vinculadas a la gramática y la corrección ortotipográfica y lingüística. Soy licenciada en filología románica y en filología española.  Tengo vocación de docente. Estoy interesada en el uso de las TIC como principal recurso de aprendizaje lingüístico en contextos escolares.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *