Poemas de Mark Strand | Poeta de culto

0 Comments

[av_one_full first min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ row_boxshadow=” row_boxshadow_color=” row_boxshadow_width=’10’ link=” linktarget=” link_hover=” title_attr=” alt_attr=” padding=’0px’ highlight=” highlight_size=” border=” border_color=” radius=’0px’ column_boxshadow=” column_boxshadow_color=” column_boxshadow_width=’10’ background=’bg_color’ background_color=” background_gradient_color1=” background_gradient_color2=” background_gradient_direction=’vertical’ src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_breaking=” mobile_display=” av_uid=’av-bgu4pz’]
[av_textblock size=” font_color=” color=” av-medium-font-size=” av-small-font-size=” av-mini-font-size=” av_uid=’av-k34vygui’ custom_class=” admin_preview_bg=”]

Poemas de Mark Strand | Poeta de culto

En esta entrada repasaremos los mejores poemas de Mark Strand. Recientemente fallecido, ha sido en los últimos años una de las figuras más destacas del panorama poético norteamericano. Un excelente poeta al que adoramos, por cierto. Repasaremos, también, su biografía y bibliografía. Con imágenes, detalles, afinidades electivas para que puedas seguir explorando, y más.


[/av_textblock]
[/av_one_full]

[av_one_third first min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ row_boxshadow=” row_boxshadow_color=” row_boxshadow_width=’10’ link=” linktarget=” link_hover=” title_attr=” alt_attr=” padding=’0px’ highlight=” highlight_size=” border=” border_color=” radius=’0px’ column_boxshadow=” column_boxshadow_color=” column_boxshadow_width=’10’ background=’bg_color’ background_color=” background_gradient_color1=” background_gradient_color2=” background_gradient_direction=’vertical’ src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_breaking=” mobile_display=” av_uid=’av-8m0ctz’]
[av_image src=’https://escribien.com/wp-content/uploads/2019/11/mark-strand-retrato-poeta.jpg’ attachment=’7705′ attachment_size=’full’ align=’center’ styling=” hover=” link=” target=” caption=” font_size=” appearance=” overlay_opacity=’0.4′ overlay_color=’#000000′ overlay_text_color=’#ffffff’ copyright=” animation=’no-animation’ av_uid=’av-80otnr’ custom_class=” admin_preview_bg=”][/av_image]
[/av_one_third]

[av_two_third min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ row_boxshadow=” row_boxshadow_color=” row_boxshadow_width=’10’ link=” linktarget=” link_hover=” title_attr=” alt_attr=” padding=’0px’ highlight=” highlight_size=” border=” border_color=” radius=’0px’ column_boxshadow=” column_boxshadow_color=” column_boxshadow_width=’10’ background=’bg_color’ background_color=” background_gradient_color1=” background_gradient_color2=” background_gradient_direction=’vertical’ src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_breaking=” mobile_display=” av_uid=’av-62g3pj’]
[av_textblock size=” font_color=” color=” av-medium-font-size=” av-small-font-size=” av-mini-font-size=” av_uid=’av-k34vygui’ custom_class=” admin_preview_bg=”]

Nombre y vida
Mark Strand (Summerside, Isla del Príncipe Eduardo; 11 de abril de 1934 - Nueva York, 29 de noviembre de 2014)​
Tipo de poesía
Poeta americano contemporáneo, muerto en 2014. Poesía cercana, íntima. Tono elegíaco y nostálgico. Excelentes poemas en prosa, así como piezas conceptuales ("el monumento", autorreflexivo). Un poeta a descubrir.
Época literaria
Contemporáneo.
Referentes y autores afines
Otros poetas afines (Stephen Dunn, Philip Larkin, Robert Hass)
Sus libros recomendados de poesía
La historia de nuestras vidas (1973)

[toc heading_levels=”2,3″]
[/av_textblock]
[/av_two_third]

[av_one_full first min_height=” vertical_alignment=” space=” custom_margin=” margin=’0px’ row_boxshadow=” row_boxshadow_color=” row_boxshadow_width=’10’ link=” linktarget=” link_hover=” title_attr=” alt_attr=” padding=’0px’ highlight=” highlight_size=” border=” border_color=” radius=’0px’ column_boxshadow=” column_boxshadow_color=” column_boxshadow_width=’10’ background=’bg_color’ background_color=” background_gradient_color1=” background_gradient_color2=” background_gradient_direction=’vertical’ src=” background_position=’top left’ background_repeat=’no-repeat’ animation=” mobile_breaking=” mobile_display=” av_uid=’av-1mw1z’]

[av_textblock size=” font_color=” color=” av-medium-font-size=” av-small-font-size=” av-mini-font-size=” av_uid=’av-37hm2f’ custom_class=” admin_preview_bg=”]

Los mejores poemas de Mark Strand

Carta

A Richard Howard

Los hombres corren a través de un campo,
de sus bolsillos caen lapiceros.
La gente que sale a caminar los recogen.
Esa es una de las formas en que se escriben las cartas.

¡Cómo caen las cosas en los otros!
El ser ya no me pertenece a mí, sino que duerme
en la sombra de un extraño, y le da vestido
a ese extraño, e incluso lo guía.

Es mediodía cuando te escribo.
La vida de alguien ha llegado a mis manos.
El sol emblanquece los edificios.
Es todo lo que tengo. Te lo doy todo. Tuyo.


[/av_textblock]

[av_hr class=’invisible’ height=’20’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=” custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=” icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’ av_uid=’av-k3ed553s’ custom_class=” admin_preview_bg=”]

[av_textblock size=” font_color=” color=” av-medium-font-size=” av-small-font-size=” av-mini-font-size=” av_uid=’av-k3ecw0vr’ custom_class=” admin_preview_bg=”]

El matrimonio

El viento viene de polos opuestos
y viaja despacio.

Ella se vuelve hacia el aire profundo.
Él camina por las nubes.

Ella se alista,
se sacude el cabello,

se arregla los ojos,
sonríe.

El sol calienta sus dientes,
la punta de su lengua los humedece.

Él se sacude el polvo de su traje
y se endereza la corbata.

Él fuma.
Pronto se conocerán.

El viento los acerca cada vez más.
Ellos se saludan.

Más cerca, cada vez más cerca.
Se abrazan.

Ella tiende una cama.
Él se quita los pantalones.

Se casan
y tienen un hijo.

El viento se los lleva
en direcciones distintas.

El viento es fuerte, piensa él
y se endereza la corbata.

Me gusta este viento, dice ella
y se pone el vestido.

El viento se abre en un soplido.
El viento es todo para ellos.

Comiendo poesía

Corre tinta por las comisuras de mi boca.
No puedo ser más feliz.
He estado comiendo poesía.
La bibliotecaria no da crédito.
Tiene los ojos tristes
y se pasea con las manos en el vestido.
No queda ni un poema.
La luz es tenue.
Los perros ya trepan por la escalera del sótano.
Los ojos se les salen de las órbitas,
las patas leonadas arden como maleza.
La pobre bibliotecaria empieza a llorar y golpear
el suelo con los pies.
No entiende nada.
Cuando me pongo de rodillas para lamer su mano
da un grito.
Soy un hombre nuevo.
Suelto un gruñido y echo a ladrar.
Doy brincos de alegría en la oscuridad libresca.


[/av_textblock]

[av_hr class=’invisible’ height=’20’ shadow=’no-shadow’ position=’center’ custom_border=’av-border-thin’ custom_width=’50px’ custom_border_color=” custom_margin_top=’30px’ custom_margin_bottom=’30px’ icon_select=’yes’ custom_icon_color=” icon=’ue808′ font=’entypo-fontello’ av_uid=’av-k3ed553s’ custom_class=” admin_preview_bg=”]

[av_textblock size=” font_color=” color=” av-medium-font-size=” av-small-font-size=” av-mini-font-size=” av_uid=’av-k3ecwj9f’ custom_class=” admin_preview_bg=”]

XI

Ha pasado mucho tiempo y sin embargo parece
que fue ayer, en la mitad exacta del verano,
cuando sentimos la desaparición de la tristeza,
y vimos más allá de las paredes ásperas de piedra
la carne de las nubes, cargadas con el olor
del desierto sureño, alzarse en un pródigo
desbordarse de suavidad. Parece que fue ayer
cuando estuvimos junto a la puerta de hierro en el centro
del pueblo, mientras el aliento repleto de polen
del viento arrastró la sombra de las nubes
a nuestro alrededor, para que pudiéramos sentir la fuerza
de nuestra libertad, aún prisioneros de la oscuridad.
Y luego, cuando cayó la lluvia e inundó las calles
y escuchamos el goteo en la galería y el viento
haciendo crujir las hojas como papel, ¿cómo explicar
nuestra felicidad entonces, el modo particular en que
nuestras voces borraban todo signo de tristeza pasada,
su violencia, sus terribles presagios del fin?

Biografía y obra de Mark Strand

Cierran sus ojos y susurran tu nombre una y otra vez.
Pero ya no pueden arrastrar de tus venas la luz enterrada.

Nacido en Summerside en 1934 y fallecido en Nueva York en el 2014, Mark Strand fue un poeta, ensayista y traductor estadounidense.

Por su cuantiosa e innovadora obra, fue elegido en 1981 miembro de la Academia Americana de las Artes y las Letras y Poeta laureado por la Biblioteca del Congreso en 1990. Obtuvo numerosos reconocimientos, que incluyen la beca MacArthur en 1987 y el Premio Pulitzer de Poesía en 1999.

Según sus palabras, Strand escribe de sí mismo, pero de un Strand mitológico y oculto, de manera que todos podemos reconocernos en él. Así, evoca las bahías, campos, barcos, árboles y demás elementos de su infancia con un lenguaje claro, sin rima o metro, pero con una fuerte unidad de tono.

Dentro de sus obras destacan:

  • Sleeping with One Eye Open (1964)
  • Reasons for Moving: Poems (1968)
  • Darker: Poems (1970)
  • Elegy for My Father (1978)
  • The Continuous Life (1990)
  • New Poems (1990)
  • The Monument (1991)
  • Blizzard of One: Poems, (1998) ganador del Premio Pulitzer de 1999
  • Almost Invisible (2012)


[/av_textblock]

[/av_one_full]

About the author 

Iago Fernández

Tengo a mi cargo las secciones dedicadas a la escritura creativa y a la teoría de la literatura. Soy graduado en Teoría de la literatura comparada, realizo la tesis post-doctoral en la Universidad de Oxford y cuento con experiencia como trabajador en el sector editorial español. Actualmente estoy en proceso de terminar mi tesis sobre literatura. Mi género preferido es la novela negra, pero en realidad soy un lector omnívoro de clásicos.

{"email":"Email address invalid","url":"Website address invalid","required":"Required field missing"}

Title Goes Here


Get this Free E-Book

Use this bottom section to nudge your visitors.

>